miércoles, 17 de febrero de 2016

Cuando

Cuando cuesta cargar los parpados,
cuando la columna declina como una serpiente seca.
Cuando las minucias se resisten
y todo lo que tocas se agria.
Cuando todo te abate.
Cuando no eres sensible ni al tiempo.
Cuando todo resulta en comparaciones destempladas,
cuando tu no te correspondes con tú,
cuando te aflige el pecho.
Cuando de tus cobijos desaparecen los sofás,
cuando se anulan los rostros de la espera.
Cuando el presagio se cuestiona,
cuando las ilusiones te condenan.
Cuando se esta en vilo ante cualquier enunciado.
Cuando no hay norte ni sur,
antes ni después,
yo ni otros,
verdades ni mentiras.
Cuando no es complejo ni sencillo,
Cuando los intentos fueron reiteradas canciones repetidas
que nunca te creíste.
Cuando la luz fulgura y daña el ojo,
cuando la oscuridad cobija porque ampara al desamparo.
Cuando cuelgas el teléfono,
Cuando no te arropa ni tu cama
Cuando ya no temes la altura
porque ya no sospechas más fondo.
Cuando llagan las heridas,
cuando se inflaman los martirios,
cuando se invierten los polos ,
cuando vives para dormir,
cuando soñar te dota de sentido.
Cuando la vida se repite,
cuando te testificas,
cuando reproduces preocupaciones que no te importan
para asemejarte.
Cuando todo es una caja que te ocluye,
cuando te embaucan las dudas,
cuando asedian las hipótesis,
cuando los formatos de expresión se dispersan.
Cuando se enredan los caminos,
cuando lloran los cristales,
cuando enumeras,
cuando intentas instigar latido
a los ritmos
y los pulsos
que se extinguen...

17 de Febrero de 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario